La obesidad es un serio problema de salud pública que ha alcanzado proporciones epidémicas en muchos países desarrollados. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) la ha definido como la “Epidemia del siglo XXI”. El aumento de grasa corporal que acompaña la obesidad puede ser debido a un cambio en el número y/o tamaño de los adipocitos, las células más abundantes del tejido adiposo. El exceso de energía ingerida es almacenado en el interior de los adipocitos en forma de triglicéridos y cuando el organismo necesita energía, dichos triglicéridos son hidrolizados hasta ácidos grasos libres y glicerol en un proceso que se denomina lipolisis.

¿Qué papel juegan los hongos en la obesidad? 

En los últimos años varios estudios han destacado los efectos beneficiosos de ciertas especies de hongos en la prevención de la obesidad y sus alteraciones asociadas. En primer lugar, los hongos tienen muy pocas calorías y además incrementan la sensación de saciedad por lo que ayudan a controlar la ganancia de peso. En segundo lugar, se ha demostrado que el consumo de champiñón y setas influye de forma beneficiosa en el metabolismo lipídico lo cual podría resultar muy ventajoso en el tratamiento de la obesidad.

A la seta shiitake también se le atribuyen efectos beneficiosos en relación a la obesidad, ya que puede contribuir a disminuir el nivel de lípidos en plasma y prevenir el aumento de peso corporal. Según resultados científicos, la administración de esta seta a ratas con una dieta alta en grasa condujo a una reducción del 55% de los niveles plasmáticos de colesterol y a una menor acumulación de grasa, comparado con otro grupo de ratas que sólo consumían dieta alta en grasa sin shiitake.

Download Free Premium Joomla Templates • FREE High-quality Joomla! Designs BIGtheme.net

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas.

Acepto las cookies de este sitio.