Según la Organización Mundial de la Salud,el cáncer es la segunda causa de mortalidad de la población en la mayor parte de los países desarrollados. Aproximadamente un 30% de los casos de cáncer se pueden prevenir modificando los factores de riesgo principales como son la alimentación, el tabaco, el alcohol o la falta de ejercicio físico. Una dieta rica en frutas, hortalizas, cereales integrales, fibra dietética, ciertos micronutrientes (vitaminas y minerales), ayuda a proteger al organismo frente a cierto tipo de tumores.

¿Qué papel juegan los hongos en la prevención del cáncer?

Los hongos contienen una serie de compuestos que poseen actividad anticancerígena. Dichos compuestos podrían inhibir tanto la formación del cáncer como el desarrollo del mismo una vez formado. Estudios científicos muestran que los polisacáridos de los champiñones pueden evitar la oncogénesis, por su actividad antitumoral directa contra varios tumores y además previenen la metástasis del tumor. Su actividad se incrementa cuando se utiliza junto con la quimioterapia.

Por lo tanto el consumo de hongos puede reducir el riesgo de padecer algunos tumores o prevenirlos, por ejemplo, en un estudio realizado con mujeres postmenopaúsicas coreanas se observó que el consumo de regular de hongos reducía el riesgo de cáncer de mama. Otros estudios epidemiológicos han demostrado que la ingesta habitual de hongos que presentan actividad anticancerígena como parte de una dieta normal reduce el riesgo de formación de tumores.

Download Free Premium Joomla Templates • FREE High-quality Joomla! Designs BIGtheme.net

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas.

Acepto las cookies de este sitio.