La capacidad antioxidante de los alimentos está cobrando cada vez mayor importancia como medio para combatir el estrés oxidativo. El metabolismo celular produce de manera natural especies reactivas del oxígeno, los conocidos “radicales libres”. Cuando el mecanismo antioxidante no es capaz de detoxificar un exceso de estas especies, el resultado es el estrés oxidativo.

Los antioxidantes pueden ser endógenos, generados por el propio organismo, o exógenos, que son los que provienen de la dieta. Incrementar la ingesta de antioxidantes ayuda a proteger al organismo de los radicales libres y retrasa el progreso de muchas enfermedades crónicas.

¿Qué papel juegan los hongos en la prevención del estrés oxidativo?

Los hongos poseen alta capacidad antioxidante comparable con la de alimentos de origen vegetal. Los compuestos responsables del poder antioxidante en los hongos son varios: selenio, compuestos fenólicos, ergotioneína, tocoferoles, carotenoides, etc. Se ha demostrado que un buen número de hongos comestibles podrían ser utilizados como antioxidantes naturales por su alto potencial frente al estrés oxidativo.

Los champiñones contienen altos niveles de polifenoles que poseen alta capacidad antioxidante. Una ración de champiñón (85g) contendría 43-75 mg defenoles totales. Existe una relación positiva entre ese mayor contenido enfenoles y la capacidad de secuestrar radicales libres, siendo estos fenoles los componentesantioxidantes que más contribuyen a la capacidad antioxidante.

Download Free Premium Joomla Templates • FREE High-quality Joomla! Designs BIGtheme.net

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas.

Acepto las cookies de este sitio.